Los orígenes de los disfraces se remontan a las fiesta egipcias en honor a Apis, dios del toro; y a las romanas en honor a Baco, dios del vino. ¿Qué mejor representante al que homenajear con nuestro disfraz de despedida? Las fiestas romanas eran conocidas como “saturnales” y son las que extendieron la cultura del disfraz por Europa. En ellas se producía una inversión del orden establecido, los esclavos quedaban equiparados a sus señores gracias al anonimato que les proporcionaban las máscaras y los trajes.

Eran días de desenfreno en los que todo estaba permitido, convirtiéndose el disfraz en todo un arte de disimulación y burla. Y así es como ha llegado hasta nuestros días. Hoy absorbemos de aquella tradición la posibilidad de desinhibirnos disfrazados. Por un lado, jugamos a ser otro, olvidando lo políticamente correcto, aquello que se espera de nosotros. Por otro, nos permite forma parte de un grupo con el sentirnos arropados.

Por todo esto y por mucho más, es tan importante elegir bien el disfraz de despedida de la novia y de las amigas. Para elegirlo, hay tantos disfraces como ideas en el mundo, o casi. Aquí nuestros consejos para que vuestra elección triunfe.

  • Consejo number one, “la camaleona”. Lo primero a tener en cuenta es la personalidad de la protagonista. Ha de sentirse a gusto en su disfraz para que lo convierta en su propia piel y pueda disfrutar a tope de la despedida. Un ejemplo, en la despedida de un amigo, el primer día le pusieron un disfraz masculino. Él, que es el alma de los disfraces, no estaba en su salsa, le faltaba algo. El segundo día dieron en el clavo, le disfrazaron de mujer y todo cambió radicalmente.
  • In the second time, el escenario.  No os paséis con la pobre criatura y adecuad el disfraz de despedida al escenario. Si hace calor no pongáis a la novia un traje muy grueso. Si vais a una discoteca ponedla algo con lo que se pueda mover. Y sobre todo, si la despedida no es en un lugar privado, disfrazaos también con ella y compartid la vergüenza, ¡es más divertido!
  • En tercera posición: el presupuesto. Es importantísimo en el conjunto de gastos de la despedida sumar el importe de los disfraces. Si queréis hacer una despedida barata el disfraz lo podéis crear vosotras mismas. Para esto es muy socorrido comprar unos tutús y algunos complementos (diademas con antenas, collares de flores, bandas para despedidas de soltera, etc.).

Otra opción, que cada vez está más de moda, es encargar camisetas iguales o camisetas con frases originales para la despedida. Eso sí, la de la novia debe ser diferente. Podéis poner frases como: “Esta noche, cambio alas de ángel por cuernos de diablo”, etc.

disfraces despedida de soltera, disfraz, originalesNuestro último consejo del día: el objetivo. Hay dos tipos de objetivos al disfrazar a la novia: que se sienta la más sexy del grupo o que sea el patito feo más excéntrico que jamás hayáis visto. Disfraces sexys hay muchos, comprados o creados. Cada vez se llevan menos los disfraces tipo conejitas de PlayBoy o Catwoman, a no ser que los reformuléis, como el de conejita (la novia) y cazadoras (las amigas). Los disfraces graciosos para “fastidiar” a la novia son más originales:

  • Flamenca. Unas amigas desvelaron el secreto a la novia de su despedida, iban a ir a Sevilla y la disfrazaban de flamenca. Hasta aquí todo bien. La sorpresa de la chica llegó cuando vio el disfraz. Era de flamenca sí, pero ¡la flamenca hembra del flamenco!
  • Nosotras de piratas y tú de… Las amigas iban monísimas de piratas sexys cuando fueron a recoger a la novia. Aunque a ella le esperaba algo más tropical… ¡iba de loro! ¿No os recuerda en algo al capítulo de “Cómo conocí a vuestra madre”?

disfraz despedida de soltera, disfraces, ideas

  • Otro caso de lo más extremo que ha llegado hasta nuestros oídos es un conjunto de lavadora con ropa sucia. ¿Qué os parece?

Sea como sea, en todos ellos se diferencia bien a la protagonista del día. Esto es fundamental para que la gente se implique en las pruebas y, sobre todo, para hacerla sentir especial. Y vosotras, ¿de qué os habéis disfrazado?